"No encontraron la complacencia, el beneplácito y la complicidad que suelen tener a veces los que llegan desde muy abajo y que encuentran cómoda, la alianza con los poderosos. No la hallaron en Diego"

Alejandro Dolina, 30/6/94

miércoles, 7 de julio de 2010

Juan Cabandié


"Maradona se convirtió en un ícono de la cultura popular Argentina. Con sus defectos y virtudes, con aciertos y desaciertos, con los mismos traspiés que cualquier persona, Maradona ha logrado sobreponerse a todas las vicisitudes de la vida, con un espíritu de lucha que merece ser destacado.

Pese a tener todo a su alcance, Maradona en todo momento defendió los intereses de los principales protagonistas del fútbol: sus compañeros, los jugadores. En pos de ello, se enfrentó a dirigentes, políticos y poderosos intereses.

Maradona es un fenómeno social, su referencia popular excede lo estrictamente deportivo.
Durante varios pasajes de su vida encarnó los deseos de los que menos tienen, de los que nunca festejaron, de los eternos postergados de la historia que vieron representados en él sus deseos de una vida mejor. Su defensa de la unidad latinoamericana y su confeso antiimperialismo son importantes muestras de ello.

El pueblo argentino ha dado muestra de que, si de Maradona se trata, los resultados ya no importan: al regreso del mundial de Sudáfrica, miles de personas se volcaron a las calles para recibirlo junto a sus 23 jugadores.

Este afecto ya es eterno y por eso presentamos un proyecto en la Legislatura para realizar un monumento en su homenaje, que destaque su esfuerzo, su rebeldía, su obstinación por no dejarse doblegar y continuar escribiendo capítulos de esta historia que parece no tener fin."

Juan Cabandié, legislador porteño por el Frente para la Victoria, activista por los derechos humanos, nacido en la ESMA, nieto recuperado Nº 77.

nota:

Infobae
La Nación

3 comentarios:

Esteban dL dijo...

Me llamó la atención esto:
"Su defensa de la unidad latinoamericana y su confeso antiimperialismo son importantes muestras de ello". Me parece que derrapó mal si se refiere al mismo "dié" que se sacaba fotos con el t*rco m*n*m y además se puso una camiseta de c*v*ll* (en la década del 90').
La dejo picando...

Matías Mosquera dijo...

Está muy bien el dato y estoy totalmente de acuerdo, yo, personalmente, considero uno de sus más grandes errores haber hecho eso, es al que no se debe pasar alto como bien decis.

De todas maneras justamenre ese creo que fue el derrape, ya que ha demostrado muchas veces ese sentido antiimperialista (no yendo a recibir alguna vez un premio a EE.UU. su expreso afecto a Cuba, y algo que se ve muy bien en el documental de Kusturica, como ayudó a organizar una marcha anti Bush y anti Alca en Mar del Plata, que de hecho fue un
exito)

Los contactos con el innombrable fueron un error, pero parecen ser una excepeción, aunque sin dejar de ser un error. Un error que Diego cometió, al igual que casi TODO el país.

Por eso para nosotros, Diego es un Dios, el Dios más humano de todos, el Dios pecador.

Esteban dL dijo...

y bueno, por algo es Maradona, y como cualquier persona de verdad, vive de contradicciones (como deberían vivir las personas, porque todos nos contradecimos alguna vez) pero es autentico en la mayoría de las veces, aunque no adhiero a cierta faceta de su vida personal en la que no suscribo ni al 0,01.

Publicar un comentario