"No encontraron la complacencia, el beneplácito y la complicidad que suelen tener a veces los que llegan desde muy abajo y que encuentran cómoda, la alianza con los poderosos. No la hallaron en Diego"

Alejandro Dolina, 30/6/94

sábado, 14 de julio de 2012

Sebastian De Caro

Una pequeña lección...


"Soy un fetichista absoluto. mis amigos lo saben, mi hermano y mi madre tambien lo saben. desde chico cuando algo me gusta quiero tener todo de eso, amo que el mercadeo me proporcione la iusion de capturar lo incapturable, el figure de buzz lightyear, batman, todo de star wars, el box set deseado, autos a escala, una interminable lista de objetos que luchan por corporizar fantasias, una lucha eterna que conspira contra cualquier sueldo y que llena espacios, paredes, placares. soy de Boca, soy hombre, tengo 36, en el 86 tenia 11, la edad ideal para que el 10 pasara a ser ese heroe por sobre todos, Maradona fue el primer nombre de un jugador de futbol que aprendi en mi vida. Es claro que para los fanaticos del futbol las camisetas firmadas por sus heroes son objetos que adoramos, exhibimos con orgullo y queremos tener. en mi casa y gracias a la buena onda de algunos amigos tengo varias firmas en casacas que hacen que me sienta orgulloso, yo logrando poseer lo que no se toca, yo en toda mi taradez creyendo que hay algo ahi que hace material lo que es sentimiento puro. Empece a dirigir hace unos meses un programa de entrevistas realizadas por Gaston Pauls, es una propuesta super preciosita a 5 camaras , blanco y negro, pura delicia visual. en la lista de invitados al ciclo el nombre Maradona figuraba ultimo. pasaron varias celebridades del ambito local. y finalmente hoy llego el dia, hoy 1 de julio del 2012. Maradona, el diego, el 10, pelusa, cerraba el ciclo. como no podia ser de otra manera cuando arme el boslo para ir al trabajo guarde en una bolsita un fibron permanent marker y la camiseta le coq del 86, el reprint que el mismo Diego lucia en la platea del 2006. 21 hs llego. 1 am se fue. la entrevista duro 2hrs, ya la veran, es puro placer, es sensible, distinta, emotiva y muy graciosa. ya la veran digo, porque todos los que estabamos ahi sabiamos que habiamos participado de un material que nos va a acompaniar siempre. es archivo de la historia ya, esas imagenes tienen a uno de los argentinos mas famosos de la historia a corazon abierto. y aca empieza la clave de mi noche. fue tan generoso. fue tan humano. fue tan persona saludando a todos los presentes, comiendose una pizza con nosotros, disfrutando de estar esas cuatro horas con no mas de 20 personas de manera relajada. que me di cuenta que no tenia derecho a romper ese momento que la vida me estaba relagando con la vanidad absurda del fetiche, del trofeo que se muestra. de lo que desestima la humanidad y se vuelve torpe cosa figurativa. asi mi mochila permanecio cerrada y el fibron sin usar. esa camiseta paso a ser la que no firmo ni firmara Diego. le pido perdon a mis amigos pero non quise romper nada. gracias Diego"

 Aquí el audio de esta misma historia: http://comorobarelmundo.metro951.com/2012/07/13/seba-y-el-10/

jueves, 23 de febrero de 2012

Roberto Gomez Bolaños


Diego:- Ud es mi ídolo, maestro.
Chavo:- Gracias.
Diego:- Ud es mi ídolo de verdad.
Chavo:- Y... y el mío es Maradona. Nunca gocé tanto un partido de fútbol, que me encantan, nunca los gocé tanto como cuando veía yo a Maradona pegado al pasto y al balón.


Aquí el recuerdo de cuando Roberto Gomez Bolaños visitó a Diego en "La Noche del 10": http://www.youtube.com/watch?v=lGI_ILWfpMw

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Grandes Glorias


por Alejandro Apo




Una de las mayores glorias de la historia del fútbol, en los cinco continentes y en todas las épocas, tiene nombre y apellido: Diego Armando Maradona. Diego habita el terreno de lo indiscutible, es la alquimia perfecta entre belleza y contundencia. Es el tipo que hizo el viaje del potrero al mundial. Además de su genialidad, Diego inspiró su forma de jugar en una época maravillosa del fútbol, la década del '40. En esos años existió un tipo de juego que Maradona no llegó a ver, pero que funcionó como su norte. Una vez Diego recibió un reconocimiento de varios jugadores de aquella época dorada. Durante ese evento, le dijo a Ezra Sued (puntero de Racing durante los '40): "Yo tomé la bandera de ustedes, de lo que pude saber y de lo que me contó mi viejo. Yo jugué el fútbol de ustedes". Los veteranos, claro, aplaudieron.

Hay una vieja frase que solían decir los marxistas: "Cristo es el camino, Marx es el atajo". Hablando de fútbol, Diego es las dos cosas: el camino y el atajo. No compite con nadie porque va por un carril diferente, es el mejor jugador de todos los tiempos. Por eso fue autor del gol más grande de todos los tiempos. Hablo del segundo que Argentina le hizo a Inglaterra en el Mundial de México, en 1986. El relato que hizo Víctor Hugo Morales de ese gol fue sensacional, porque se dio cuenta de la magnitud de lo que había visto. Yo estaba en el Azteca ese día y vi un gran gol, pero no ese gol, que pude observar con mayor tranquilidad después. Un gol que atraviesa la historia. Víctor Hugo, en cambio, segundos después de que Maradona metiera la pelota en el arco, dijo que se trataba de la mejor jugada de todos los tiempos. Tenía razón.

Víctor Hugo y Maradona me llevan a otro momento que recuerdo, en lo personal, como un instante glorioso del fútbol. Sucedió el 24 de junio de 1990, en la ciudad de Turín, durante el Mundial de Italia. Se jugaban los octavos de final. El partido del que hablo era Argentina-Brasil. Yo estaba en la transmisión por Radio Continental, con Víctor Hugo. A los 25 minutos de juego dije que Claudio Caniggia iba a tener un momento importante durante el partido, que algo iba a pasar con él. Caniggia estaba jugando muy bien. Siempre está bien en los partidos importantes, es una característica de los grandes delanteros. Hay que destacar dos virtudes, de las varias que tiene Cani: corría a gran velocidad y, al mismo tiempo, tenía un gran control de la pelota. Además se complementaban muy bien con Diego. Vuelvo a Turín: ya había pasado el primer tiempo, en el que Brasil le había dado un baile a la Argentina. Ya ahora corrían los 37 minutos del segundo tiempo. Diego hizo una jugada enorme: arrancó en la mitad de la cancha y llegó a la puerta del área, dejando a unos tres brasileños en el camino. Allí le pasó la pelota a Cani, que gambeteó a Claudio Taffarel (el arquero de Brasil), y metió el gol. Recuerdo mucho ese gol, porque la gente siempre me dice que yo lo anticipé, cuando dije que Caniggia tendría su momento en el partido. Es un gol que todos llevamos en el alma porque ese día habíamos recibido un baile. Pero, al final, sacamos a Brasil del Mundial en octavos de final. Es un recuerdo que todos les agradecemos a Diego, por la jugada, y al Cani, por la definición.




*Texto publicado en la revista Caras y Caretas de agosto 2011 , año 50, Nº 2.261

viernes, 25 de noviembre de 2011

Lágrimas del cielo


Una y otra vez se seguirá levantando. El D10S pecador, el D10S que se equivoca, el D10S que llora. Sus gestos humanos son los que hacen que nos represente. Sus gestos divinos son los que hacen que lo admiremos

Una vez más Maradona se levanta de la patada más dura, más fuerte incluso que la de Judas Goikoetxea.  Volvió hacia los ignotos Emiratos Árabes para cumplir con su deber, comandar un equipo de fútbol. 

El resultado es anecdótico, pero tal vez nos sirva como metáfora, como explicación o ejemplo de la vida de Maradona. Ir perdiendo y darlo vuelta. Sobre el final, demostrando que siempre se puede revertir algo que parece sentenciado. Pero que importa el resultado si no es más que un frío número matemático, una estadística para los racionalistas que nada entienden de pasiones y amores. 

El único resultado que importa es el de las lágrimas, el de los abrazos; que no se dejan ser medidos ni calculados. Que escapan a cualquier intento de explicación racional.

No vamos a decir nada más... ¿será el lenguaje otra de las cárceles del racionalismo? Es probable. Por lo tanto les dejamos las imágenes, que serán solamente imágenes para los que así lo entiendan. Los que puedan superar sus encierros, sean libres de llorar, como lo estamos haciendo nosotros.


video

domingo, 20 de noviembre de 2011

Gracias Doña Tota


"La Doña Tota de la gente"